jueves, 26 de junio de 2014

A las 22, el pastor Ronaldo de Moura, encargado de los obreros de Argentina, comenzó la Vigilia de las Vestiduras Blancas en el Templo de la Fe, con más de 3000 personas. En el interior del país pudieron participar a través de la videoconferencia, totalizando más de 6000 personas.

Basados en lo que está escrito en Zacarías 3:1-5: “Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel del Señor, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo el Señor a Satanás: el Señor te reprenda, oh Satanás; el Señor que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?

Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala.

Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el ángel del Señor estaba en pie.”, los obreros y rescatados se vistieron completamente de blanco y se humillaron en la Presencia de Dios, buscando que sus errores y pecados fueran perdonados.

Después de una búsqueda intensa de la Presencia de Dios, en la que todos fueron renovados y fortalecidos, el pastor Ronaldo les entregó un frasquito con aceite para que se ungieran todos los días, después de la oración que el obispo Djalma realiza por Red Aleluya, FM 106.3, a favor de los que están participando de la Hoguera Santa.

El pastor explicó: “Esta vigilia fue solo el comienzo. El Templo, que somos nosotros, fue reconstruido. Ahora, le toca a usted hacer lo que hizo Salomón, llenar el Altar de holocaustos para que Dios llene su vida con Su gloria, como hizo en el pasado con el Templo”.

Fue una vigilia única, que difícilmente se repita, en la que los siervos de Dios tuvieron la oportunidad de restablecer su relación con el Creador. Para ver más fotos del evento, ingrese a Facebook.com/obrerosenfoco 

No hay comentarios:

Publicar un comentario