lunes, 9 de junio de 2014

10 señales que usted dejara de ser obrero


1. Dejo de ejercer y de ministrar su autoridad.
2. Dejo de buscar para sí mismo, ha sentido un enfriamiento progresivo en la búsqueda del Espíritu Santo y se volvió indiferente en las reuniones.
3. Ha empezado a desarrollar una mirada maliciosa
4. Concluye que ya no es necesario participar de los propósitos de fe.
5. Siente que su “llamada“ ya no es su prioridad. Las demás cosas son siempre más importante.
6. Una relación sentimental con un incrédulo dejo de representar un peligro para su vida espiritual.
7. Una exhortación, corrección o disciplina dejaron de ser admisibles para sí mismo. Alimentar rencores, dolores o sentimientos de este género empezó a ser algo natural.
8. Su posición y representación como obrero son utilizadas para provecho propio delante de los miembros
9. Se encuentra en el derecho de imponer su autoridad y de exigir un tratamiento diferente debido a su tiempo que lleva en la iglesia.
10. Empezó a tener amistades con personas que, abiertamente, ridiculizan la palabra de Dios y demuestra indiferencia ante lo contrario a la fe. Una cosa es tener contacto y, otra, tener amistad.

OBREROS PARA TODO ESO HAY UNA SOLUCIÓN.

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” (2 CRÓNICAS 7:1)

2 comentarios:

  1. Pr ante todo le doy gracias a Dios por esta palabra pero tambien me dio mucha pena cuando vi que no habia ningun comentario. sera que los obreros no estan abriendo los mails?

    ResponderEliminar
  2. Excelente post, devemos estar muy alerta y meditar en nuestro comportamiento, caracter, y pensamientos.

    ResponderEliminar